¿Cómo concentrarse para estudiar mejor?

Una vez nos hayamos decidido que vamos a estudiar, lo primero que debemos hacer es elegir el lugar adecuado para hacerlo. Nuestro lugar de estudio debe ser única y exclusivamente para realizar dicha tarea. No hagas nada más en el sitio que eligas. Ahí sólo se estudia. Házlo saber a tu familia para evitar ruidos molestos. Mantente alejado de todas las distracciones que dificulten la práctica del estudio.

Dispondremos de una mesa de como mínimo 130x50, contra la pared, con una lámpara de luz neutra a unos 60cm de altura, enfocando al material de estudio.

La temperatura adecuada para el estudio es de entre 15 y 22 grados centígrados.

Antes de empezar a estudiar, debes tener encima de la mesa todo el material que vayas a necesitar para la práctica del estudio. Sé organizado. No empieces si te falta algo.

No debes estudiar con malas posturas, espalda recta y bien sentado. Descansa 10 minutos por cada hora de estudio.

Cabe recordar, que las prisas no son buenas consejeras. Para tener éxito en el estudio, éste debe ser bien planificado y no debe dejarse para la semana o la noche antes del examen. Recuerda que debes estar bien descansado y aprovechar las horas en las que te encuentres mejor. Estudia y reparte el trabajo durante todo el año y utiliza el método de estudio en el que te encuentres más cómodo.

Haz un horario y cúmplelo. No pongas dos asignaturas similares de estudio seguidas. Distribuye bien tus fuerzas.

Una vez ya hemos empezado a estudiar, debemos saber que es fácil que al principio nos distraigamos y perdamos la atención en el estudio. Intenta esforzarte en quitarte de encima otros pensamientos mientras estás estudiando, si te viene algo a la cabeza para hacer después, apúntalo y prosigue con la tarea del estudio.

No aprendas todo de memoria, reflexiona, pregúntate e intenta comprender lo que estás leyendo. Repasa todo el contenido y subraya lo más destacado. 

En nuestra web, en el apartado de métodos, tienes diferentes métodos de estudio.