Intérvalos de estudio y descanso

No hay ninguna duda, que cuanto más descansados éstemos, mejor será nuestro rendimiento en el estudio. Para mejorar nuestra técnica de descanso debemos, obviamente, prácticarla. Ordena a tu cuerpo que descanse y lo hará. Ordena a tus pies que descansen y lo harán. Si mientras estamos estudiando nos sentimos cansado o con tensión en alguna parte del cuerpo, descansa totalmente, desconecta, sal a pasear. Todas las veces que haga falta. Después, vuelve a meterte de lleno en el estudio.

Por cada hora de trabajo descansa entre 5 y 10 minutos. Además, no te recomendamos hacer más de 4 horas de estudio seguido.

Se debe estudiar todo el año, si estudiamos solamente la semana anterior al examen, no sacaremos una buena nota. Tampoco sirve estudiar la noche anterior sin apenas dormir. Se recomienda dormir entre 7 y 8 horas. Más importante si cabe, es llegar al día del examen bien descansado.

Utiliza el descanso de 10 minutos por cada hora en el estudio como un premio por el trabajo realizado.

Las mejores horas para estudiar son por la mañana, ya que disponemos de más recursos para realizar un buen estudio.